kingston-technology-dc1000b-m-2-480-gb-pci-express-3-3d-tlc-nand-nvme-1.jpg
zoom_out_map
chevron_left chevron_right

Kingston Technology DC1000B M.2 480 GB PCI Express 3.0 3D TLC NAND NVMe

DC1000B, 480 GB, M.2, 3200 MB/s
114,41 € (impuestos inc.) 114,41 € (impuestos excl.)
Impuestos incluidos
notifications_active Últimas unidades en stock
100% Pago Seguro
Código de Seguimiento en todos los pedidos
Envio Gratis gastando más de 49.99€
Descripción
Unidad de arranque de servidor NVMe M.2 con PLP optimizado.

Data Center DC1000B


La unidad Data Center DC1000B de Kingston es un disco M.2 (2280) PCIe NVMe que utiliza la avanzada interfaz Gen 3.0 x 4 PCIe con NAND TLC 3D de 64 capas. DC1000B ofrece a los centros de datos una solución de unidad de arranque de excelente relación calidad-precio, con la garantía de estar comprando un disco SSD diseñado específicamente para servidores. El modelo DC1000B es especialmente adecuado para servidores montados en bastidor de alto volumen como unidad de arranque interna, así como para sistemas personalizados donde se requieran discos SSD M.2 que integren protección contra pérdida de alimentación (PLP).

SSD de arranque Enterprise Data Center NVMe


Los discos SSD NVMe M.2 están evolucionando dentro de los centros de datos, y refuerzan la eficacia de los servidores de arranque protegiendo las bahías de unidades de cargas entrantes en el proceso de almacenamiento de datos. Los OEM de servidores de marcas blancas y de primer nivel están empezando a equipar las placas base de sus servidores con al menos un, y en ocasiones dos, conectores M.2 a efectos de arranque. Aunque el formato M.2 fue originalmente diseñado como factor de forma de discos SSD para clientes, sus pequeñas dimensiones y elevado rendimiento lo hacen atractivo para su uso en servidores. No todos los discos SSD son creados iguales, y el uso de un SSD para clientes en una aplicación de servidores puede conllevar un rendimiento deficiente e irregular.

Aplicaciones


Las unidades de arranque se utilizan fundamentalmente en el arranque de sistemas operativos, aunque en muchos casos tienen una segunda finalidad: cargar los datos de las aplicaciones, o bien estar configuradas como unidades de memoria caché local de alta velocidad. Por consiguiente, la unidad DC1000B ha sido diseñada para una mayor vida útil (0,5 DWPD durante 5 años), con el objeto de procesar tanto la carga de trabajo del sistema operativo como la carga adicional de distribuir en caché y registrar datos. Además de haber sido diseñada para ofrecer fiabilidad a largo plazo, la unidad DC1000B está diseñada para ofrecer un determinado rendimiento a nivel empresarial con unas características de baja latencia poco habituales en discos SSD para clientes. Disponible con capacidades de 240 GB y 480 GB*.

* Algunas de las capacidades enumeradas en un dispositivo de almacenamiento Flash se emplean para formatear y otras funciones, por lo cual no están disponibles para el almacenamiento de datos. Por este motivo, la capacidad real de almacenamiento de datos es inferior a la indicada en los productos.
Ficha técnica
SEDC1000BM8/480G
Nuevo
0.01 kg
1 Artículo
0740617303612
Certificación
CE, FCC
Intervalo de temperatura operativa
0 - 70 °C
Intervalo de temperatura de almacenaje
-40 - 85 °C
Ancho
80 mm
Profundidad
22 mm
Altura
3,8 mm
Soporte S.M.A.R.T.
Si
Interfaz
PCI Express 3.0
Factor de forma de disco SSD
M.2
SDD, capacidad
480 GB
Tipo de memoria
3D TLC NAND
NVMe
Si
Componente para
PC/ordenador portátil
Encriptación de hardware
Si
Velocidad de lectura
3200 MB/s
Velocidad de escritura
565 MB/s
Algoritmos de seguridad soportados
256-bit AES
Latencia de lectura
161 µs
Latencia de escritura
75 µs
Tiempo medio entre fallos
2000000 h
Consumo de energía (lectura)
1,74 W
Consumo de energía (escritura)
4,88 W
Consumo de energía (espera)
1,9 W
Vibración operativa
2,17 G
Vibración no operativa
20 G
Peso
9 g
Lectura aleatoria (4KB)
205000 IOPS
Escritura aleatoria (4KB)
20000 IOPS
Acorde RoHS
Si
Protección contra pérdidas de energía
Si
Consumo de energía (max)
5,47 W